in

Tarjeta de débito. Más beneficios de los que piensas.

¿Te cuesta controlar tus gastos?

Puede que estés cansado de realizar presupuestos mes con mes y que no te sirvan de nada. Quizá es momento de voltear a un producto financiero que facilitará el control de tus finanzas: la tarjeta de débito.

970x250

Con esta tarjeta es imposible que te endeudes, ya que al realizar una compra o sacar dinero en efectivo de un cajero, el dinero se retira directamente de tu cuenta, en caso de que haya dinero suficiente, si no es así, la operación no se puede realizar.

Se trata de un producto financiero fácil de utilizar cuya función es opuesta a la de la tarjeta de crédito, pues con el débito pagas en el momento y no lo dejas para después. Una tarjeta de débito es un producto financiero de utilidad para cualquier persona.

Llevas un control

A diferencia del efectivo, con la tarjeta de débito puedes llevar un control de tus gastos, pues al realizar cada compra se te entrega un voucher impreso. Además puedes revisar tus gastos mensuales, la fecha y el lugar donde realizaste las compras, a través de tu estado de cuenta.

Más segura

Es más segura que el dinero en efectivo o los cheques pues en caso de robo o extravío, puedes reportarla para cancelarla y evitar la pérdida de tus fondos.

Cómoda

Al realizar un pago, es más fácil sacar tu tarjeta que llenar un cheque en el momento o sacar tu dinero en efectivo y contarlo.

Tienes descuentos

Hay comercios que te ofrecen descuentos al pagar de contado. Como las tarjetas de débito funcionan igual que el dinero en efectivo, aplica lo mismo.

Práctica

Si tienes un gasto inesperado fuera de casa y no cuentas con dinero en efectivo, puedes hacer uso de tu tarjeta, también puedes utilizarla para realizar compras por internet.

970x250

Eficiente

La tarjeta de débito evita inconvenientes que tiene el dinero en efectivo como el riesgo de recibir billetes falsos, monedas de pequeña denominación o que los comercios no tengan cambio.

Obtienes recompensas

Con algunas tarjetas de débito puedes acumular puntos al momento de comprar y obtener premios o entrar a concursos.

Sin deudas

Puesto que con una tarjeta de débito haces uso de tu propio dinero, no tienes que pagar intereses o hacer pagos mensuales por acumulación de deudas. Sólo infórmate sobre las comisiones por apertura y manejo de cuenta, por retiros en cajeros automáticos de otros bancos, por exceder el máximo de comprobantes impresos al mes, etcétera.

Te da libertad

Si tienes la oportunidad de viajar fuera del país, ya no es necesario que lleves contigo moneda extranjera para realizar compras. Tienes la libertad de utilizar tu tarjeta de débito en caso de que el efectivo que lleves ya no te alcance, o bien, retirar dinero en cualquier cajero al tipo de cambio correspondiente al momento del retiro.

“Unas finanzas sanas se basan en la realización y seguimiento de un presupuesto para no rebasar el límite de los gastos que nos hemos fijado.”

¿Cómo obtenerla?

Por lo general, la obtienes por medio del trabajo. La empresa te asigna un banco o bien, puede darte la opción de elegirlo. Si lo eliges, mantente atento a las posibles comisiones, incluyendo el costo de apertura y los cargos por transacciones en cajero automático. También puedes abrirla por tu cuenta directamente ante la institución financiera.

Medidas de seguridad para tu tarjeta de débito

Siempre corremos el riesgo de toparnos con algún “vivo” que busca sacar provecho de los productos financieros ajenos y de usuarios distraídos. Si cuentas con una tarjeta de débito o tramitarás una próximamente, te pedimos tomar en cuenta las siguientes recomendaciones y así mantener seguro tu dinero:

  • Reporta tu tarjeta en caso de haber sido robada o si la extraviaste.
  • Revisa regularmente tus estados de cuenta para verificar todas tus transacciones.
  • Al elegir tu NIP, no optes por tu fecha de nacimiento, número telefónico, números consecutivos (2345) o repetidos (5555). Protege tu cuenta cambiando el NIP cada seis meses.
  • Antes de ingresar tu NIP en el cajero automático, asegúrate que nadie te observe y memorízalo, no lo anotes ni compartas con alguien.
  • Antes de hacer un retiro, revisa que el cajero automático no cuente con dispositivos extraños en el lector de tarjetas.
  • Si notas alguna situación sospechosa al momento de retirar dinero de un cajero automático, regresa en otro momento o utiliza otro cajero.
  • Realiza tus compras en comercios confiables y si lo haces por internet, cerciórate que el sitio sea seguro.
  • Al pagar en algún comercio, procura que la transacción se haga en tu presencia y cuando te regresen la tarjeta verifica que sea la tuya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Visa, Mastercard, American Express y Carnet.

Derechos y Obligaciones de las Tarjetas de Credito.