in

Conoce a fondo tu tarjeta de crédito

La tarjeta de crédito es un medio de pago que no se debe tomar a la ligera pues al momento de ser contratada puede hacerte tropezar financieramente si no lees detenidamente el contrato de adhesión. En un principio, tal vez no identifiques plenamente el compromiso que asumiste, pero con el paso del tiempo o al realizar muchas

compras con tu tarjeta, el golpe podría ser considerable. Mes con mes, tu institución financiera hace envío de un estado de cuenta en el que te especifica el monto del adeudo; si eres de los que al revisarlo no sabes qué significa un cargo o cómo se generó un monto, es tiempo de que te informes.

En la mayoría de los casos, la tarjeta de crédito conlleva cargos implícitos: comisiones —como la anualidad—, intereses —sólo si no pagas el total de los consumos del periodo, incluyendo los pagos mensuales relacionados con promociones a meses sin intereses— y hasta el cobro de impuestos (IVA). De ahí la importancia de que conozcas cómo se generan estos cargos o en qué consisten, así podrás controlarlos y evitar que se conviertan en deudas insostenibles.

970x250

¿Qué onda con los intereses?

¿Te ha pasado que te cobran intereses de tu tarjeta y no tienes ni la más remota idea de cómo se generaron?, ¿alguna vez has pensado que la institución financiera te carga más intereses de lo debido?, pero ¿cómo saber si realmente te están cobrando de más o no? Conocer cómo se calculan los intereses puede ayudarte a desechar suposiciones y te permitirá asegurarte que el cobro de intereses es el correcto. El primer paso a seguir es conocer qué es el saldo promedio diario.

Saldo promedio.

Es la metodología que la mayoría de las entidades financieras utilizan para el cálculo de los intereses. Ésta consiste en dividir los saldos —del periodo— entre el número de días de una fecha de corte a otra (promedio).

¿Qué necesitas para obtener el saldo promedio diario?

Los elementos que requieres para calcularlo los encuentras en tu estado de cuenta, identifícalos:

1. Fecha de corte. Día del mes en que termina el periodo de facturación de una tarjeta de crédito.

2. Saldo anterior. Cantidad en pesos que comprende impuestos, intereses, comisiones y capital, derivados de las disposiciones del crédito vigentes.

3. Días del periodo. Número de días que conforma el periodo.

4. Compras efectuadas (por fecha y cantidad).

5. Pagos realizados (por fecha y cantidad).

6. Comisiones cargadas (por fecha y cantidad).

7. Los días que conforman al periodo (día y mes).

  ¿Cómo se calcula?

Con los datos anteriores, la fecha de corte (inicial) es el 26 de octubre, por lo que el periodo comienza el 27 de octubre y finaliza el 26 de noviembre. El periodo se compone de 31 días.

El saldo al corte anterior es de $1,700, este monto es importante porque es la cifra con la que inicia el cálculo del saldo diario. Éste consiste en la suma del saldo del día anterior más las compras y/o comisiones cargadas, menos los pagos y/o abonos efectuados.

Siguiendo los movimientos del periodo, tenemos que el día 28 de octubre se cargó la comisión por anualidad con un monto de 270 pesos.

Mientras que el 10 de noviembre se realizaron compras por 974.70 pesos y el día 24 se abonó $300.

Una vez que identifiques el saldo diario, el siguiente paso es obtener el saldo promedio diario, que te permitirá, a su vez, calcular los intereses del periodo.

 El cálculo considera únicamente los días que componen al periodo.

Cálculo de intereses

Para obtener el costo del financiamiento (intereses ordinarios), lo que tienes que hacer es multiplicar el saldo promedio diario por la tasa de interés mensual ordinaria.

Los elementos que requieres para calcular los intereses de tu tarjeta de crédito son:

8. La tasa de interés mensual.

9. El saldo promedio diario.

Considera que si efectuaste una compra, no es necesario que esperes hasta la fecha límite para liquidarla, ya que entre más rápido pagues, menos intereses te generarán pues éstos se calculan sobre el saldo promedio diario de tu tarjeta.

Impuesto al Valor Agregado (IVA)

El pago de impuestos, es otro de los costos de tu tarjeta de crédito, el cual viene implícito en tu plástico. Conoce el cálculo:

No olvides identificar en tu estado de cuenta:

10. Intereses del periodo.

11. IVA del periodo.

Es importante que tengas presente la fecha de corte (día que marca el fin de un periodo de registro de compras y que establece el inicio de otro); y la fecha límite de pago (día máximo para realizar el pago y no caer en morosidad). ¡Recuerda que ambas vienen en tu estado de cuenta!

Comisiones…

¿Desconoces qué son las comisiones?, ¿no identificas por qué te cobraron esa comisión que aparece en tu estado de cuenta? Las comisiones son los cargos que realiza la institución emisora de tu tarjeta, conoce algunas de las más representativas:

Comisión por…

Anualidad

Es la cuota de participación por poseer la tarjeta de crédito.

Retiro de efectivo en cajero automático

Consiste en un cargo por utilizar la tarjeta de crédito para obtener dinero por medio del cajero. El cargo generalmente es un porcentaje del efectivo retirado, por ejemplo si retiraste 1,000 pesos y te cobran el 3 por ciento de comisión, entonces pagarías 30 pesos por este concepto.

Gastos de cobranza o por falta de pago

Cuota que se carga en caso de que el pago se efectué posterior a la fecha límite de pago.

Reposición de plástico por robo o extravío

Consiste en un cobro por parte de la institución emisora del plástico para la restitución del mismo.

300x600

Sácale el mayor provechoporcentaje

1. Identifica en tu estado de cuenta la información correspondiente a los conceptos: intereses, IVA, comisiones, pago para no generar intereses, entre otros para que conozcas lo que pagas por tener tarjeta de crédito.

2. Recurre al pago mínimo sólo como práctica excepcional o en caso de emergencia. Recuerda que entre más rápido y mayor sea el monto que pagues menos intereses te cobrarán.

3. Paga a tiempo, así evitarás que la deuda se incremente por comisiones como gastos de cobranza o falta de pago.

4. Evita disponer de efectivo por medio del cajero automático con tu tarjeta de crédito, ya que te cobrarán una comisión.

5. Liquida, en la medida de tus posibilidades, el saldo total de tu tarjeta, así evitarás que se generen intereses en tu cuenta.

Recuerda que si no haces un buen uso de tu tarjeta de crédito, tu historial crediticio se puede ver afectado o tu deuda puede crecer a niveles insostenibles. Así que si ya cuentas con una o tienes planeado contratarla, ¡conócela y úsala a tu favor!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Aumento en el límite de tu tarjeta de crédito

Subrogación de hipotecas