in

Beneficios de tu cuenta nomina

Si recibes tu sueldo a través de una cuenta de nómina, tienes un producto financiero que puede ayudarte a mantener un mejor control de tu dinero y la oportunidad de abrirte las puertas para acceder a otros servicios y más productos que ofrece la banca.

En ocasiones, podemos encontrarlos en aquellos que pensamos que no podríamos tenerlos, como el caso de las tarjetas o cuentas de nómina

Una tarjeta de nómina funciona de manera similar a una de débito, pero con la diferencia de que con este plástico no necesita mantener un saldo mínimo, el pago de anualidad por su plástico o algún tipo de comisión por tenerla, aunque algunos servicios adicionales sí tienen costo extra.

De manera general, los bancos no cobran comisión por el manejo de su cuenta ni tampoco por la apertura de la misma.

Existen dos maneras de tener una cuenta de nómina: el usuario puede decidir con qué institución quiere mantener su nómina, o bien, la empresa para la que trabaja elije el banco con el que más le conviene hacerlo. En este último caso, puede solicitar una portabilidad de nómina y cambiarse a la institución que usted decida.

Al ser usuarios de servicios y productos financieros, siempre buscaremos sacarle el máximo provecho a éstos a través de beneficios exclusivos que nos ofrecen las empresas y comercios.

A continuación te lo explicamos.

Las ventajas que obtienes con una cuenta de nómina son:

Por lo regular no solicitan un monto mínimo para abrirla o mantener un saldo promedio.

No cobran comisión por administración y manejo de la cuenta o por no mantener un saldo promedio, mientras se tenga dispersión de nómina.

Otorga una tarjeta de débito con aceptación internacional y si la cuenta lo ofrece, también puedes obtener una chequera.

No hay cobro de comisiones por los retiros de efectivo y consultas de saldo en ventanillas y cajeros automáticos de la propia institución financiera.

Servicio de alertas de consumos y retiros de efectivo.

Domiciliación de pago de servicios.

Banca por Internet.

Uso de la tarjeta de débito en el extranjero.

Acceder a corresponsales bancarios.

Incluso, acceder a un crédito.

Entre los servicios adicionales que algunos bancos ofrecen como parte de la cuenta de nómina no sólo se encuentran el acceso a promociones y descuentos, también contar con una chequera, otorgarle tarjetas adicionales o darle la posibilidad de brindarle una tarjeta de crédito.

Incluso algunas instituciones ofrecen seguros de vida o de desempleo, por ejemplo, la Cuenta Nómina de Citibanamex ofrece un seguro de vida por muerte accidental hasta por 35,000 pesos, mientras que tener su nómina con HSBC le ofrece un seguro de desempleo colectivo de 3,000 pesos por tres meses consecutivos o uno de accidentes personales colectivo sin costo adicional a su cuenta y desde 20,000 pesos.

O por ejemplo, la Cuenta Súper Nómina de Santander le permite hacer retiros sin costo en oficinas Telecomm y en algunas tiendas de autoservicio.

También cabe aclarar que en algunas situaciones sí hacen cobro de comisiones o de costo de reposición por robo o extravío.

¿Pero cómo obtener una?

Comúnmente este producto financiero lo obtienes de la siguiente manera:

1. Que la solicite tu patrón o centro de trabajo

Muchas empresas ya tienen convenios con las instituciones financieras; el departamento encargado de la nómina en donde trabajas es el encargado de realizar todo el proceso para abrir tu cuenta, tú solo debes firmar una carta en la que aceptas que se deposite tu sueldo en dicha cuenta.

2. Es importante que sepas que si no estás de acuerdo con el banco que te asignan, puedes realizar tu cambio, a esto se le conoce como portabilidad de nómina.

Para realizar la portabilidad debes acudir directamente a la sucursal de la institución financiera donde depositan tu sueldo y solicitar el formato de transferencia. Posteriormente deberás presentarlo en el banco donde quieres recibir tu dinero, para ello te sugerimos llevar un estado de cuenta o tus recibos de pago, la tarjeta de débito que deseas cambiar y una identificación oficial.

Crédito de nóminaPuede beneficiarte siempre y cuando lo uses de manera responsable, sólo cuando lo necesites, y por…

Posted by Opción Crédito on Thursday, October 17, 2019

Si no tienes una cuenta a donde transfieran tu sueldo, pregunta en el banco de tu elección sobre los documentos que debes presentar para poder abrir una. Hecho lo anterior y concluido el trámite, el servicio deberá comenzar a operar a partir del día siguiente en que presentaste tus documentos, o en un plazo no mayor de diez días hábiles.

Una cuenta de nómina, es una cuenta bancaria en la que se le deposita a un trabajador su sueldo.

3. Otra forma de solicitarla es acudir directamente al banco de tu preferencia, pero antes debes preguntar en tu centro de trabajo si es posible que te depositen tu sueldo en otra cuenta que no sea donde tengan convenio, en caso de que sea positiva la respuesta, sólo tendrás que entregar los 18 dígitos de la Clave Bancaria Estandarizada (CLABE) de tu cuenta de nómina que previamente hayas contratado, entre los requisitos que pueden solicitar son:

Identificación Oficial vigente.

Estados de cuenta donde se refleje la dispersión de nómina.

Recibos de pago de nómina.

Carta de tu empresa donde indique que trabajas para ellos.

Antes de tomar una decisión, evalúa y compara qué banco es el que te conviene más; considera algunos puntos como: la cercanía de sucursales y/o cajeros a tu domicilio y trabajo, costo de servicios, etc. no te vayas con la primera opción.

¡OJO!

Puede que existan algunas cuentas de nómina que soliciten pagar un monto para cubrir los gastos de administración, mantenimiento, manejo de cuenta o simplemente tener un saldo promedio para no generar penalizaciones. Lo anterior puede representar una fuga de dinero que seguramente no te habías percatado.

Si ya tienes una cuenta de nómina pero cambiaste de trabajo, te recomendamos que en lugar de solicitar una nueva, en otra institución financiera, optes por conservar la que ya tienes y pidas que en esa te depositen tu salario, de esta forma no tendrás que contratar un nuevo producto ni llenarte de cuentas de nómina que no estarás utilizando.

No olvides cancelar la cuenta de nómina que ya no utilices. En los contratos se indica que si en un tiempo determinado (seis meses consecutivos) no recibes depósitos de salario, el banco puede aplicar el cobro de comisiones por administración o manejo de cuenta, en su caso, cambiarte a un producto que te obligue a mantener un saldo promedio o cobrarte una comisión, de llegar a suceder, el banco deberá avisarte previamente, ya sea a través del estado de cuenta o por algún otro medio de comunicación.

¡Dato interesante!

Existe una cuenta que por Ley todos los bancos deben ofrecer y se llama Cuenta Básica de Nómina, su principal característica es que debe tener los siguientes servicios sin costo alguno para el cliente:

Apertura y mantenimiento de la cuenta.

Otorgamiento de una tarjeta de débito al cliente y su reposición en caso de desgaste o renovación.

Abono de recursos por cualquier medio.

Retiros de efectivo en ventanillas y cajeros automáticos de la institución.

Pagos de bienes y servicios en negocios afiliados.

Consulta de saldos en ventanillas y cajeros automáticos de la institución.

Domiciliación de pago de servicios.

Cancelación de la cuenta.

 Si el banco ofrece un servicio adicional asociado a la Cuenta Básica de Nómina, también estará exenta del cobro de Comisiones.

Además, no requerirá un monto mínimo de apertura ni mantener un saldo promedio mensual mínimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Subcuenta de vivienda

Tu segundo credito hipotecario